martes, 15 de julio de 2008

La caza del gitano





Cada cierto tiempo Europa decide tirar un fósforo sobre las cartoneras donde habitan los gitanos. Parece increíble pero también la Europa sutil tiene los suficientes arrestos bárbaros para lidiar con sus propios descastados. Una tribu de herreros, músicos y adivinos según los cuentos populares; una horda sucia de ladrones y desadaptados según algunos de sus políticos más populares.
Italia es la actual punta de lanza del viejo deporte que alguna vez se llamó “La caza del gitano”. Hace 20 años habitantes de un suburbio romano, sobre todo ancianas y jóvenes, quemaron llantas en las autopistas y en las vías del tren para protestar contra un rumor que situaba a los gitanos como posibles vecinos. Uno de los manifestantes aclaró su posición con singular elocuencia: “No somos racistas. Sólo estamos en contra de los gitanos”. Esa declaración que parecía un gracioso disparate en la boca de un enardecido ha pasado a ser parte del lenguaje oficial. El actual alcalde de Treviso, tres veces reelegido, muestra sus credenciales en una entrevista de prensa. “Yo no soy xenófobo, pero odio a los camellos, a las prostitutas, al comercio de armas. Y no puedo tolerar a los gitanos, de hecho destruí dos campos nómadas porque eran un refugio de gente que robaba noche y día. No puedo consentir que niños gitanos de seis y siete años roben a nuestros ancianos.”
Los habitantes de Ponticelli, un barrio de Nápoles con buen olor a camorra, han decidido aplicar por mano propia las políticas del alcalde del norte. Hace unos meses los diez pequeños campamentos gitanos de Ponticelli fueron quemados por una singular tropa de mujeres y niñas armadas de cócteles molotov. Los mil gitanos que vivían en los campos, y que ahora no andan en carromatos sino en motocarros Piaggio, vieron arder sus ranchos con la tranquilidad de quien no ha perdido mucho. Al día siguiente el ministro de defensa, Ignazio La Russa, dio el espaldarazo necesario a los pirómanos: “El tiempo de los campamentos gitanos en Italia se ha acabado. Habrá como mucho pequeños campos de 10 personas para poder controlarlos bien". No es de extrañar entonces que los cuentos populares gitanos sean arma de consolación durante los velorios y huyan de la inocencia de la moraleja para inclinarse por los sueños de la venganza: “En ese paraíso gitano nuestro todos nuestros hijos gitanos se reúnen y presumen y beben unos a la salud de otros. Los hijos de los gaje (no gitanos) están fuera tiritando de frío y muertos de hambre, mendigando a nuestros chicos algo que llevarse a la boca. Nuestros afortunados hijos gitanos ríen sin parar. Se burlan de ellos, luego comen y vuelven a comer, y no les dan ni un trocito de comida”.
Ahora Silvio Berlusconi está empeñado en renovar a su manera el carné antropométrico que se exigió desde 1912 hasta 1970 y que seguía el ejemplo de las fichas carcelarias: fotos de frente y de perfil, huellas dactilares de los 10 dedos de las manos además de medidas de cráneo y articulaciones. Los gitanos serán los únicos obligados a someterse a ese registro que anticipa la reseña judicial. El parlamento europeo le ha pedido a Italia revisar la medida pero la tinta está a la espera de las manos sucias de los gitanos. El gobierno dice que se trata de proteger a los niños romaníes pero la experiencia europea parece desmentirlos. Entre 1926 y 1973 la organización Pro juventude, respaldada por el gobierno Suizo, separó a centenares de niños gitanos de sus padres con el pretexto de brindarles protección. La paradójica realidad terminó ubicando a los gitanos como víctimas del robo de niños, mientras el estereotipo les impone un saco negro a la espalda con niño dentro.
Mientras Europa sigue mostrando su cara más burda en el intento por ajuiciar a sus descastados, los cuentos populares gitanos siguen repitiendo la razón que les trajo San Jorge luego de visitar a Dios: “Di a los gitanos que vivirán bajo sus propias leyes. Ellos deben decidir dónde rezar, dónde pedir y cuándo coger algo sin permiso. Es asunto suyo. Ve y díselo.”

13 comentarios:

Cuzco dijo...

El feroz racismo de la rancia y aristocrática Europa recuerda cierta idea de uno de los más europeos escritores de nuestro continente: el ciego Borges. En “Anotación al 23 de agosto de 1944” —entre otras cosas, víspera de su cumpleaños número 45— se refirió a lo absurdo de ser nazi en términos escandalosamente antropológicos: “Ser nazi (jugar a la barbarie enérgica, jugar a ser un viking, un tártaro, un conquistador del siglo XVI, un gaucho, un piel roja) es, a la larga, una imposibilidad mental y moral.” Como se ve, sólo le faltó incluir, en la lista de los impensables salvajes, a los gitanos.

Juka dijo...

Con las nuevas medidas tomadas por la "Union Europea" se hace mas valido lo dicho por Evo Morales presidente legalmente elegido en Bolivia: palabras mas palabras menos dijo las companias que estan establecidas en latinoamerica deben de salir, por puro sentido comun, si no los quieren alla porque hemos de quererlos aqui.

Pascual Gaviria dijo...

Juka, esas retaliaciones que anuncia la gran potencia boliviana son solo fanfarronadas. Creo que ahí maneras mucho más inteligentes de luchar por políticas justas para los inmigrantes. Pero rechazar la inversión extranjera sólo traerá más éxodo en busca de los puestos de trabajo de esas empresas rechazadas. Si el trabajo no viene a su país el trabajador irá en busca de él. Creo que vos mismo lo sabés. Además, si tenemos las remesas como principal fuente de ingreso, la afirmación tajante de que todas las puertas están cerradas es por lo menos una inexactitud.

Juka dijo...

Pascual nadie se va de sus paises por la mera experiencia de aventurar, o de conocer otros mundos, la inmigacion se da unica y exclusivamente por motivos economicos, (incluyendo cubanos, que son lso que mas se benefician de una la ley llamada pies secos pies descalzos, como ninguno otro aqui en USA) y no mencionemos la fugas de cerebros que es otro tema, porque la inversion que hace cada pais en sus nacionales es costosa, y bueno el pais que recibe a esa persona es el que se beneficia de verdad, lo de las remesas, usted no tiene ni idea en los canales FOX, CNN con su periodista estrella LOU DOBBS , como cuestiona que los inmigrantes estan desfalcando al pais y acusandolos de lesionar a la clase media, pero es porque como la economia esta pasando por sus peores momentos la mano de obra barata no se necesita mas y los americanos estan dispuestos ahora ha , lavar banos, pintar y arreglar jardines si es el caso las deudas no estan dando para lujitos, luego los inmigrantes ya se les aplico la ley del limon.

Este periodista que habla de los inmigrantes sin compasion, que cuestiona al gobierno porque la migra no deporta los "Indocumentados" (pero eso si nunca habla de la ley Pies secos pies descalzos por miedo al poder cubano que aqui esta bien representado (el lincon diaz Balart nada mas y nada menos).

Entonces yo lo que digo es que cual es esa manera inteligente de luchar por politicas mas justas? las escenas de los agentes de inmigracion sacndo ninos, mujeres esposadas de los trabajos es no solo humillante, dramatico, que uno se queda impotente ante tanta muestra de poder, las filas de colombianos intentando salir de colombia contrastan con la seguridad democratica, y creame todo colombiano aqui es catalogado como el mas an-inmigrante porque la mayoria nos queremos regresar, los de otros paise ni siquiera consideran esa posibilidad. sienten que esta es su patria, y si usted encuesta a la comunidad colombiana el 90% le responde que se quiere volver.

Juka dijo...

http://loudobbs.tv.cnn.com/

JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanDavidVelez dijo...

Pascual, me dijo mi papa que a principios de los años 60 les tenian panico en Medellin en Guayaquil. Que por el solo hecho de ser gitanos no los recibian en las prenderias. Que llevaban a empeñar pailas grandisimas y anillos de oro pero de cobre muy bien hechos.
Muy bacano el tema de los gitanos.
Hablando de racismo, el otro dia vi un apunte en un libro muy viejo de alguien muy educado a quien yo admiro muchisimo, el apunte era antisemita y estoy casi seguro que fue hecho durante el tiempo del avance hitleriano (dicen que no hay comentario en blog que no mencione a Hitler), me impresiono ese apunte de una persona muy educada, culta e inteligente.

Cuzco dijo...

¡Mi reino (si lo tuviera) por el apunte que escandalizó a Juandavidvelez!
Mientras lo encuentra, les comparto un apunte sobre gitanos en Medellín (lo único que he oído aquí sobre ellos), en que se verá algún dejo despectivo: hace más de veinte años, un primo mío que por entonces incubaba sus primeros vellos púbicos hablaba con espantada fascinación de una gitana de la Minorista que se dejaba tocar la chimba por cien pesos (perdonen la obscenidad; debí, mejor, hablar de la "reina de todos los moluscos").

JuanDavidVelez dijo...

No tengo el apunte. Quiero poner el precio del comentario de la gitana en contexto, para esto creo que el siguiente precio sirve de referencia, hace 18 años una profesional de cualquier etnia cobraba $6000 incluida la habitacion por dejarse comer una vez (incluia oral). Estos precios son de un lugar que quedaba dos cuadras arriba de la oriental por la calle de la sala de velacion villanueva, creo que el lugar se llamaba xanadu.

Juka dijo...

Yo no se porque con esa limpieza linguistica de cuzco para hablar de tan finisimo tema me hizo recordar a los aguillotinados de la francia de la bastilla y por alguna razon me encantaria ser el que tira la soga.

Cuzco dijo...

Las sinapsis de Juka son bien extrañas: asocia las humedades vaginales con la Revolución Francesa. Entendería si se tratara de Ingrid Betancur.

Volviendo al tema —y, a la vez, insistiendo en lo que veníamos diciendo—, hay que recordar otros episodios colombianos con gitanos: los que quedan plasmados en "Cien años de soledad", donde esa etnia aparece referida desde la primera página, después del segundo punto y seguido: "Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea...". Los colores con que García Márquez pinta esa muchedumbre trashumante son vívidos y entusiastas, pero, aun así, las noticias sobre la sexualidad prostituta cobijada bajo tales carpas son de una contundente tristeza. No habla nuestro Nobel de masajes vaginales a precio de huevo, claro, pero sí refiere las tristes estampas de una muchacha que parecía "una ranita escuálida" y de otra en cuyo pecho apenas se distinguían unas "teticas de perra" (en honor a la verdad, debo decir que acaso una de las dos descripciones no fue aplicada sobre una ramera gitana... Mi recuerdo es borroso, como debió serlo el de aquel Buendía que entregó su virginidad en tan mustio escenario).

Pascual Gaviria dijo...

Para añadir algo a las procaces memorias de los gitanos por estas tierras digamos que los más numerosos del valle se asentaron en el barrio Santa María, en Itagüi. Dicen que llegaron de Venezuela hace más o menos 50 años, plantaron sus carpas, fueron víctimas de la ojeriza de los vecinos, como es corriente, y se fueron quedando. Muchos trabajaban en el negocio que permite los más ocultos timos: la mecánica. Un cronista local hablaba a comienzos de los 90 de 10 mujeres solteras en la kumpania gitana de Santa María, acaso una ellas sea la que exhibía su almeja mayor en la plaza Minorissta. Además de semejante función las mujeres se dedicaban a ofrecer sus dotes proféticas en Junín y en la 70. Y tenían un envidiable agüero: no devolvían de ningún billete, era causa de mala suerte y mal negocio. Tienen fama de ladrones pero la inseguridad los metió entre cuatro paredes: “dejamos las carpas por la inseguridad que reina en este país; éramos felices viviendo en nuestras lonas, hoy estos ladrillos enferman”.

Hilario dijo...

Pascual Gaviria es de origen gitano, o mejor de Itagui? Se le nota un poco, y no veo nada mal en eso, yo tambien.