martes, 15 de septiembre de 2009

Deformaciones palaciegas





El palacio presidencial es el primero en exhibir las extrañas transformaciones. Los gustos y caprichos del inquilino se convierten poco a poco en reglas irrebatibles: el descansillo de la escalera es ahora el púlpito de las aclaraciones, el sótano ha tomado un aire siniestro, el salón de crisis está acondicionado para las salmodias del Rosario y otros misterios gozosos, los jardineros intentan aclimatar plantas de tierra caliente para aplacar las nostalgias de la primera dama. El servicio ya sabe que se sirve sin aspavientos, con sencillez conventual. Fueron los primeros en aprender las nuevas reglas domésticas y ahora las defienden como un manual de tradiciones.
Pero el extenso reinado no solo transforma la rutina de los pajes. Los palacios son sin duda un ambiente adecuado para las grandes mutaciones, para las deformaciones del consejero decoroso en jorobado incapaz de levantar la cabeza. Se habla mucho de los políticos que aprovechan hoy la última oportunidad para cambiar su escudo en la solapa y sus banderines de campaña: tránsfugas les dicen. Una palabra muy grande para sus infidelidades de clientes y clientelas, sus habilidades de camaleones guiados por el ministro del interior y justicia como jefe de la especie en extensión.
Pero hablemos de las involuciones más llamativas que van apareciendo de la mano de la ambición y la personalidad del líder natural, no ya de los simples calculadores políticos sino de los transfigurados, de los poseídos. El más vistoso de la lista es Luis Carlos Restrepo, un psiquiatra con ambiciones literarias y arrebatos libertarios que terminó dirigiendo un escuadrón de contratistas electorales y apoyando las ideas conservadoras y los vicios puritanos de su jefe. Parece increíble que Restrepo lidere, desde la orilla más contaminada, el apetito desmedido del gobierno y sus rémoras politiqueras.
Veamos algunas pequeñas contradicciones. Sobre el tema de la penalización el psiquiatra escribió un libro para contradecir las “intenciones de los cruzados de la abstinencia”. Allí llama pueriles y estúpidos los esfuerzos por satanizar todo consumo y llevar la discusión al ámbito policial sobre la base de miedo y la ignorancia. Al final de uno de los capítulos concluye: “En pocas empresas de la historia humana, como en la lucha contra las drogas, se ha difundido tanto mal en nombre del bien, se ha aplastado tanto la libertad mientras se dice defenderla”. Algunos dirán que un desacuerdo sobre un tema menor no tiene porque poner en duda las grandes coincidencias. Pero en La fruta prohibida Restrepo deja claro que la cuestión de las drogas es una de las materias primas para las grandes reflexiones sociales en Colombia.
Pero ese no es el único tema que situaba al presidente y al ex-psiquiatra en esquinas opuestas. Otro de sus libros llamado El derecho a la paz tiene algunos párrafos que parecen escritos pensando en Álvaro Uribe. Se critica al líder que incrementa el odio llamando a sus “enemigos” bandidos sin dejar espacio para la reflexión. Clama por una insurgencia civil y desarmada que profundice los postulados de la libertad y la elección. En este caso dicha insurgencia sería liderada por la figura generosa de Luis Guillermo Giraldo. Critica a los políticos que ennoblecen la acción de matar como un medio para prometer un ideal de paz y felicidad no lejana. No dejo de pensar en las recompensas por cuerpos que estimularon la fábrica de muertos de los falsos positivos.
Pero el momento del mejor retrato del jefe que ahora nos vende como única alternativa llega con una frase ardua aunque todavía legible: “La vinculación por el miedo y el terror genera fuertes compromisos emocionales, utilizados en su momento por políticos y militares para erigirse en representantes del orden frente al caos, invocando el autoritarismo como alternativa terapéutica ante la segmentación”. El mismo Restrepo es conciente de que el párrafo es un poco arrevesado y escribe un nuevo juicio para censurar lo que ahora pedalea desde la aplanadora de la Realpolitik: “La sociedad autoritaria se caracteriza por exigir una absoluta sumisión al jefe…considerándolo única y verdadera fuente de cambio benéfico, induciéndose a las personas a formular juicios de todo o nada, y considerándose la duda o la prudencia como pecados escandalosos.” Algo le sucede a Luis Carlos Restrepo. Su felicidad en medio de un abrazo con Fabio Valencia, compartiendo ya algunos de sus rasgos y celebrando la firma del contrato entre 86 representantes y el gobierno de Uribe III, confirma los peligros de la automedicación.

28 comentarios:

Tarantini dijo...

"¡Que nos digan brutos a la mayoría! No puede ser que toda la gente de verdad, la que se enfrenta a los problemas reales, esté equivocada. Y mantengamos la calma. Paciencia, señoras que respondieron en el programa matinal de J. Mario. Les dijeron ¿qué es lo que más rabia les hace dar? ¿Saben qué? Que les hablen mal del Presidente.

Querido Pascual, esa es la respuesta que José Obdulio Gaviria Vélez le dió a tu columna, entre otras de otros columnista "no-uribistas" o "anti-uribistas", hoy 16 de septiembre de 2009 en El Tiempo.

Queda uno sin palabras ante tanta fuerza argumentativa de José Obdulio, su pluma e intelecto¡Plop!.

MIDNIGHT MEETING dijo...

Muy buena columna Pascual.

Queda uno perplejo ante la falta de identidad de la mayoría de congresistas. No se indignan ante los cuestionamientos del por qué cambiaron de partido. Es más, ingenuamente nos quieren meter los dedos a la boca diciendo que tal movida le conviene al país. Lo deprimente es que LCR es sólo la punta del iceberg.

Nerön Navarrete dijo...

Noooo, no joda, después de la eximia columna de Obdulio he decidido ver más RCN y leer "Le Miento" para volverme pluma fina y refinada.

Hay que aceptarlo, todos en este blog somos una recua de brutos que no le hacemos caso a los verdaderos escritores. Mejor dicho, después de esto, volver a la U para que nos demos cuenta de que Uribe es, y nos de rabia cuando rajen de semejante regalo divino como las comadreras de Jota Mario.

O nos vamos todos para El Congo. Aunque estoy seguro que hasta allá nos perseguirá la inteligencia de Obdulio. Esta época no es del todo mala, nos tocó vivir a la par con este payaso.

Pascual Gaviria dijo...

En un comienzo la intención era poner varios de los deformados en el salón de gobelinos. Además del Dr. Ternura quería incluir a Jaime Restrepo Cuartas, médico, escritor, ex – rector de la U.de A., que al igual que José Obdulio pasó de la izquierda, el MOIR en su caso, a las huestes de Uribe. Restrepo es uno de esos aventureros políticos que al comienzo parecen absolutamente independientes, que se saben que tiene criterios para desconfiar de una tercera reelección pero termina plegándose por comodidad, por ambición, por inercia, al proyecto del líder natural. Lo vi durante la votación de la conciliación del referendo no parecía especialmente eufórico, exhibía una especia de risa forzada, un entusiasmo para la galería.

Pascual Gaviria dijo...

Otro de los nuevos engendros, aunque este ya tenía un perfil que lo mostraba proclive a la deformidad, es Juan Lozano. Fue mi profesor de introducción al derecho en el año 91 y era un hijo de la nueva constitución. Llegaba a la clase con los proyectos de articulado todavía frescos, con el entusiasmo de haber pasado del Concejo de Bojacá a la reforma del Estado. Digamos que no era Manuel José Cepeda, el niño genio de la constituyente, pero era uno más del kinder de “redactores”. Fue secretario privado de Galán (cuando lo estaban matando el estaba en una camioneta cercana. Dice que uno de los sicarios le tumbó las gafas y casi se las pisa en el suelo en el momento de las ráfagas) y era uno de los políticos que supuestamente se tiran al foso de los lagartos a pelear por una manera distinta de mover los intereses del Estado. Pero hace poco dijo, con algo de cinismo, que era Uribista desde hace 20 años.
Pero eso no es todo. En el año 2002 como miembro del consejo rector de una organización llamada Transparencia Colombia se encargo de un estudio internacional para situar al país señalando sus fortalezas y debilidades institucionales. Le abro las comillas a Juan Lozano para que hable de los problemas de Colombia seis meses antes de Uribe:

“El establecimiento de un Sistema Nacional de Integridad fuerte
requiere una identificación sistemática de lagunas y debilidades, así
como de oportunidades para fortalecer o aumentar cada uno de estos
pilares dentro de un marco coherente. Si el sistema depende enteramente
de un solo "pilar", por ejemplo, un "dictador benigno", o de unos
cuantos pilares nada más, será vulnerable al colapso. El sistema puede
dar la impresión hacia el exterior de estar funcionando a corto plazo.
Sin embargo, la falta de un sistema de integridad funcional lleva a
una decadencia progresiva, a menos que también haya un cambio
hacia la gobernabilidad y la rendición de cuentas.”

Hablando del escenario electoral luego de la constitución del 91, dice el el hoy escudero de la U:
“El efecto fue muy adverso al cambio, pues se erosionó la capacidad de convocatoria y
liderazgo de los partidos y se abrió la puerta para que una deteriorada
clase política .contaminada de narcotráfico y corrupción. Ganara amplios
espacios en el Congreso y en el poder ejecutivo, tanto a nivel nacional
como regional. Los más grandes escándalos de corrupción en la historia de Colombia se produjeron después de la expedición de la Constitución de 1991.”

Sobre la relación entre el ejecutivo y el legislativo dice el “académico y consultor internacional”:

“Se ha generado un peligroso incesto político, en función del cual el
Gobierno para alcanzar mayorías parlamentarias que lo apoyen en sus iniciativas,
entrega pedazos de Estado a los congresistas, con lo cual les
delega en la práctica la posibilidad de escoger a los funcionarios que
ocupan las posiciones oficiales y les permite disponer de las partidas destinadas
a la contratación oficial .generando graves daños a la integridad nacional. Pero garantiza, a cambio, la aprobación de leyes que son de su
interés y neutraliza el riesgo de que bloques mayoritarios de parlamentarios
aprueben una moción de censura.”

Transparencia Colombia Documento completo 2002

JuanDavidVelez dijo...

Veo que los ejemplos mas bacanos los guardo para el blog, esta muy tesa la columna complementada.

Acerca de Jaime Restrepo Cuartas "...pero termina plegándose por comodidad, por ambición, por inercia, al proyecto del líder natural..."

¿cuales seran los motivos y los beneficios obtenidos con su guevonada?, ¿que beneficios tendra JOG?, en la silla vacia le hicieron el organigrama a su cartel familiar, ahi en el organigrama se muestra que tiene a los hermanos bien colocados y segun columna de Daniel Coronel sus hijos tambien los tiene como bien ubicaditos (por lo menos salen en el excel del señor del computador, eso ya es algo, ya quisiera yo estar aunque fuera en una planillita de esas).

Muy guevon yo, pero siempre me he preguntado si todas esas componendas las hacen por el "simple" billete. ¿en que se gastaran la plata esos manes?, yo como pobre pienso que ellos no deberian ambicionar mas, ¿para que mas?

Juka (version2.0) dijo...

Hombre Pascual cuando escribis asi me provoca
como ofrecerte disculpas por todo los ataques
que te he hecho en este blog.

Lasillavacia.com dijo...

Mi nombre es Laura Rico y actualmente trabajo como periodista en un medio político independiente en internet llamado La Silla Vacía.com.

Estoy escribiendo una nota sobre los blogueros políticos para recomendar, y me gustaría hacerte una breve entrevista.

No encontré tú email. Por favor escríbeme a: lrico@lasillavacia.com

Tarantini dijo...

Hombre Pascual, como decimos en Antioquia, te guardaste el solomito para los comentarios, y dejaste el "lagarto" para la columna central. Creo que JuanDavidVélez dijo lo mismo, pero valía la pena reiterarlo.

El comentario de Juka (2.0), me emocionó porque tiene un dejo de honestidad y humildad poderosa.

Te felicito Pascual, esta columna y tus comentarios fueron potentes.

A propósito, Juan Lozano me parecía, solo por percepción sin datos que lo pudieran demostrar, un paquete chileno, un bogotanazo en toda su extensión, pero tus comentarios de como lo viste como profesor de introducción, que insulto a los maestros Recasens Siches, Kelsen y demás, tener un colega de tamaña pequeñez, y en otras lides, me dan argumentos para sostener que es un "peñazo".

Pascual Gaviria dijo...

Tarantini yo quería ponerlos a los tres pero no cabían. Lo de Restrepo Luis Carlos estaba bien carnudo, y siendo presidente de la U, pues se terminó comiendo toda la columna. Además me entusiasme buscando las cosas de Juan Lozano y me cogió la noche, así que terminé la columna corriendo. La alargué y le cambié en final en el blog, pero me da vaina con oír que dejé el lagarto para El Espectador, al fin y al cabo ellos son los que pagan. Pero bueno, para la próxima semana intentaré ser más columnista y menos bloguero.

MIDNIGHT MEETING dijo...

"Zapatero a tus zapatos" le dijo el ministro de defensa al jefe de gobierno español...que altura! que decencia! que argumentación! que derroche de inteligencia y de diplomacia para dirigirse al lider de otro país!

Nerön Navarrete dijo...

Vea lo que diría Santos: There, i fixed it.
Página de ingenio a lo machete, para que se rían un rato.

http://thereifixedit.com/

eureka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanDavidVelez dijo...

Me imagino que todos los columnistas estan tristes porque el Bolillo renuncio a sus aspiraciones parlamentarias.

Pascual Gaviria dijo...

Juan David, sobre todo es una gran pérdida para Tola y Maruja.

Eureka, sería interesante de verdad preguntarle a Jaime Restrepo por su voto a favor del referendo. Intentaré que me responda unas preguntas, voy a escribirle a su página.

Aprovecho para pegar dos columnas interesantes sobre el tema de la violeciia en Medellín. Una de Saúl Hertnández, un analista que raya la genialidad según Jose Obdulio y la respuesta de Jorge Orlando Melo.

Columna Saúl Hernández
Columna Jorge O. Melo

MIDNIGHT MEETING dijo...

"El mismo día que el país estaba eligiendo a los integrantes de ese embeleco que él impulsó, la Constitución que dizque iba a arreglar el país, surgida ilegítimamente de una tal 'séptima papeleta' que fue votada apenas por dos millones de personas y cuyos miembros sólo alcanzaron 3,8 millones de votos (73 por ciento de abstención) cuando el Congreso había sido votado por más de ocho..."

Surgirda ilegítimamente? Que alguien por favor me explique???

eureka dijo...

De Juan Lozano no me sorprende tanto, creo que es un polìtico consumado, y aunque contaba con una buena impresión de él, creo que se plegó sin contemplaciones al encanto de Uribe.
De Luis Carlos, el psiquiatra, claro que es raro leer el derecho a la ternura y saber que ahora anda con un discurso bien diferente. Una vez le escuché, no sé si en Hora 20, que el había cambiado de parecer sobre la dosis personal porque la población colombiana esta "sintonizada" con la penalización. El solo hecho de saber que alguien puede reemplazar el criterio personal y cuestiones de ética personal por las que quiere el pueblo (o la masa), me produjo escalofríos y una solemne confirmación de la decepción que genera el cambio de un escritor liberal a un político conservador pragmático.

Pero la verdad si me gustaría saber lo que piensa Restrepo Cuartas en este momento. Dedicarle la columna al él no hubiera servido, se habría tenido que hacer un semblante más largo de su pasado para que la gente notara la trasformación, tal vez por eso era mejor dejar el psiquiatra para las páginas editoriales. En una oportunidad escuché a Restrepo en la Universidad Nacional, dando una conferencia sobre el proyecto de ley de Ciencia y tecnologìa (ahora ya Ley), ese man fué rector (me imagino que con un ejército de detractores) en la Universidad de Antioquia y siempre admiré cómo su rectoría pudo materializar el cambio de la UdeA de una universidad pública típica a una referente en investigación en el país y aún internacionalmente en algunos temas. Pero me imagino que no estará muy tranquilo sabiendose partícipe de la aprobación del referendo, claro en la cámara se necesitaban todos los votos, y él siendo de la U muy dificil sacar la maleta, pero sería interesante enterarse realmente qué siente y piensa el señor.

Pascual Gaviria dijo...

Desde hace un tiempo se ha vuelto común oír hablar de nuestra cultura del atajo, creo que fue Mokcus quien popularizó la idea de que muchos de nuestros problemas están asociados a una idiosincrasia que desprecia las reglas y brinca de impaciencia todas las bardas legales y sociales.
De tanto oír el rollo esa sociología comienza a sonar un poco barata, demasiado general y demasiado sentenciosa. Parece que en Italia a algunos también les gusta esa tesis para explicar sus desastres políticos. Vean lo que dice el escritor siciliano Andrea Camilleri:


"Con sus inseparables pitillos, y su joven ayudante Annalisa dándole café con mucha azúcar, el escritor siciliano Andrea Camilleri mantiene a los 84 años una rapidez mental y una memoria envidiables. Ahí está la rabia, su vieja rabia comunista, que él sigue reivindicando como antídoto moral para su país, esta Italia que pese a todo vota y admira a Silvio Berlusconi, y que, afirma, "ama al bufón delirante porque refleja lo peor de cada uno y suscita esa envidia que todo italiano siente hacia las motocicletas que no cumplen ni una regla del código".

Nerön Navarrete dijo...

Blog de Ilustrados, una invitación a esta comunidad tan selecta y ecléctica...

opinanlosilustrados.blogspot.com

S E B A S T I A N G O M E Z dijo...

Pascual, que buen columna!
Nos alegrás mucho las tardes a los que leemos tu blog y no vivimos en Colombia

Pascual Gaviria dijo...

Creo que estas palabras de Tocqueville tienen que ver con nuestro presente político. Las tomé de uno de los comentarios en el blog de Alejandro Gaviria:

"A los hombres les sucede a veces que la excesiva afición que contraen por esos mismos placeres les entrega al primer señor que se les presenta. La pasión del bienestar se vuelve contra si misma y aleja, sin apercibirse de ello, el objeto de sus ansias. En efecto hay un paso muy peligroso en la vida de los pueblos democráticos. Cuando el afán por los goces materiales se desarrolla en uno de esos pueblos más rápidamente que la cultura y los hábitos de la libertad, llega un momento en que los hombres se encuentran como arrebatados y fuera de sí a la vista de esos nuevos bienes que están proximos a adquirir. Preocupados únicamente en hacer fortuna, no advierten el estrecho lazo que une la fortuna particular de cada uno de ellos con la prosperidad de todos. No es preciso arrancar a tales ciudadanos los derechos que poseen; ellos mismos los dejan escapar... Sí en ese momento crítico un hombre ambicioso y astuto se adueña del poder, encuentra libre el camino para todas las usurpaciones. Si procura durante algún tiempo que prosperen los intereses materiales, fácilmente se le disculpará lo demás. Sobre todo si garantiza el orden... Una nación que no exige a su gobierno más que el mantenimiento del orden ya quiere la tiranía en el fondo de su corazón; es esclava de su bienestar antes de que aparezca el hombre que efectivamente la encadene...Hasta los más pequeños partidos pueden tener esperanzas de convertirse en dueños y señores de los asuntos públicos cuando la masa de los ciudadanos no quiere ocuparse más que de sus intereses privados. Entonces no es raro ver en el vasto escenario del mundo, al igual que en nuestros teatros, una multitud representada por un grupito de personas, que son las únicas que hablan en nombre de la masa ausente o distraida; sólo ellos actúan en medio de la inmovilidad universal; disponen, según su capricho, de todas las cosas, cambian leyes y tiranizan las costumbres a su antojo; y causa asombro ver en que pocas e indignas manos puede caer un gran pueblo"

Mía dijo...

Aquí les mando unas palabras que le envié al señor Sergio Esteban velezen agradecimiento al ayudar a que no pudieran ver a dos escritores magnificos cubanos, que yo admiro: Wendy Guerra y Pedro Gutierrez.

Muchas gracias, mil gracias. gracias a personas como usted tercas, que solo quieren que se hagan eventos acordes a su pensamiento y que critican sin conocer a fondo lo que critican, dejé de ver a una magnifica escritora Wendy Guerra y aun excelente escritor, periodista y pintor de la cruda y sucia realidad que vive ese país. A usted que le gusta entrevistar gente, pero me imagino que nunca se ha atrevido a entrevistar a alguien que no este de acuerdo con usted, le aconsejó que los entreviste, y les pregunte que opinaría de que la fiesta del libro se le rinda un homenaje a la revolución cubana y verá que le dicen, verá que estos dos personajes que IBAN A TRAER NO ESTÁN DE ACUERDO, PARA NADA CON EL REGÍMEN, LEASE LOS OTROS QUE SE VAN DE WENDY GUERRA Y EL REY DE LA HABANA, para que se entere de que estoy hablando. Por eso le digo, mil gracias por su pataleta, gracias a su pataleta sin sentido y sin investigar en zonas distintas a su ámbito de comodidad (zona de comodidad que conoce muy bien, y que me imagino está llena de zonas azules), se daría cuenta que no iban a invitar solo a gente que está de acuerdo con el regímen, sino también a gente que ha luchado toda su vida en contra de éste. Mil gracias porque dejamos de conocer grandes letras por culpa de una pataleta del niño poeta de america. Mil gracias. Usted critica al regímen pero sus palabras y odios hacia la libertad de otros por saber y defender un lado, por más malo que este nos parezca, se parecen mucho a lo que usted llama una dictadura.

Pascual Gaviria dijo...

Mía por qué el patético niño poeta aparece en tu comentario como autor del veto a los escritores cubanos en Medellín, tiene poder el heredero de Olga Helena Matei para decir quién puede venir y quién no a la feria del libro en la ciudad.

Mía dijo...

No, pero es el que más sé que se ha regodeado con su triunfo. y es a quien le dirijó la carta.

Nerön Navarrete dijo...

Un man con el seudónimo "alborotado" comentó en la columna Rasgos dictatoriales de Mario Morales, ayer en El Espectador.

Vean sus palabras:
"La favorabilidad de la gente desinformada o apática no le da aval para pasar por encima de lo poco que nos queda. A ver si son capaces de fijar el salario mínimo por favoralibidad, o ahí ya no es legítima?"

La columna:
http://www.elespectador.com/columna162472-rasgos-dictatoriales

Nerön Navarrete dijo...

Jajaja...
Este si gana, el "Windows UriVista".

http://www.fileden.com/files/2006/11/25/420014/windows-urivista-sp2.swf

Pascual Gaviria dijo...

Miren este párrafo de una artículo de Semana sobre la elección de Mario Iguarán. Creo que da algunas luces sobre el despelote actual:

"Contrario a lo que muchos piensan, al presidente Álvaro Uribe no le sonaba mucho la idea de que Mario Iguarán fuera el fiscal general. El ministro Sabas Pretelt, que en un golpe de suerte logró colarlo en la terna, y el Cristo de Buga que le dio un empujón en la Corte, se encargaron de hacerle el milagro.

El cargo de Fiscal General siempre es importante, pero al inicio de 2005, cuando todavía no se habían destapado la para-política, ni la Yidis-política, ni los 'falsos positivos', no era crucial para el gobierno. Por eso Uribe, en un gesto con su ministro estrella, Sabas Pretelt, le pidió que hiciera la terna para presentar a la Corte. Sabas, lleno de gratitud con su viceministro Iguarán, lo incluyó, así como al hoy procurador Alejandro Ordóñez, y dejó por fuera, entre otros, a Juan Ángel Palacio, hoy candidato a fiscal, que desde entonces hacía lobby.

Pero esa terna se desbarató. El Presidente pidió meter a Jorge Pretelt y Sabas tachó entonces a Ordóñez. Y cuando sólo faltaban unas horas para mandar la carta a la Corte, el Presidente pidió también cupo para su secretario jurídico, Camilo Ospina. El Ministro llamó a Iguarán y le dije: "Mario, hice todo lo que pude, pero te sacaron".

Al día siguiente, el presidente Uribe convocó a algunos ministros a una reunión de urgencia en el aeropuerto de Catam, y allí les informó que el ministro de Defensa, Jorge Uribe, no daba más. Sabas, entonces, aprovechó y dijo, "Presidente, ahí tiene usted al nuevo ministro, se llama Camilo Ospina".

El nombre de Iguarán volvió a barajarse y, para sorpresa de todos, casi le gana en las primeras rondas al favorito, Jorge Pretelt; sacó 15 de los 16 votos necesarios. Pero algo parecía estar en su contra, pues antes de que completara los votos, el presidente de la Corte, Carlos Isaac Náder, gran amigo de Pretelt, levantó la sesión, y al otro día, a las 6 de la mañana, el presidente Uribe lo llamó para pedirle que se fuera para Estados Unidos. "Yo sé lo importante que es lo de la Fiscalía para usted -le dijo el Presidente-, pero ¿por qué no le hace un favor a la patria y le va a dar una mano al Vicepresidente?". A Iguarán le pareció un poco extraño que un viceministro pudiera ir a darle la mano al Vicepresidente y que el consejero de Paz no le apareciera al Presidente, como le dijo Uribe, pero no dudó un momento. Empacó una muda de ropa y se fue, con algo de tristeza, porque estaba convencido de que si no se aparecía ese día en la Corte a apretar las tuercas de los votos, saldría derrotado. Cuando ya emprendía camino para el aeropuerto, a las 10:30 de la mañana, un magistrado lo llamó y entre susurros le gritó emocionado: "Mario, ya votamos, ya eres el Fiscal"."

Pime dijo...

Absolutamente de acuerdo Pascual. A mi me tendía a gustar mucho más el psiquiátra casi romántico que escribió "El derecho a la ternura" que este Mr. Hyde de ahora.

Lo que yo me pregunto es: ¿Como se logran esas transfiguraciones?
¿Habrá que reconocerle verdadero talento, en el mismo sentido en el que se lo reconocemos a Goebbels ahora, a Uribe y sus secuaces?

¿No es este otro caso de transfuguismo, incluso mucho peor? Yo creo que es verdadero transfuguismo intelectual. Sería interesante que un tipo con cierta agudeza para describir estas complexiones del carácter, como el mismo Dr. Ternura (el de antes) nos explicara cómo suceden estas cosas: Como es que se pasa de tierno académico a hipócrita de oficio.

Un saludo desde El Salvador..

Y abusando de sus calidades de columnista porfiado, lo invito a esta idea que tenemos en pañales:

www.revistaclaroscuro.com

Sería bacanísimo que se le escaparan ocasionalmente, si su tiempo y su disposición lo permiten, unas cuantas líneas en forma de columna (sobre deformaciones palaciegas o de cualquier clase) para Claroscuro..