martes, 19 de agosto de 2008

Policías utópicos





Usar la razón contra las razones de un policía es un ejercicio dialéctico de dudosa utilidad. La discusión termina casi siempre en el baño de un CAI en condiciones de franca inferioridad argumentativa. Se pierde el tiempo y la paciencia y se arriesgan las piezas dentales. Los prejuicios insalvables son necesarios para la aplicación de algunos códigos y sirven como estrellas en los hombros de los oficiales. Es lógico, entonces, que Uribe haya elegido al “mejor policía del mundo” como nuestro embajador en Viena, sede de la oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito. El General Serrano aseguraba la postura inquebrantable del cruzado, la certeza invencible que entregan el uniforme y los años de jugar al agente del bien. Y sin embargo parece que la corbata y la terquedad de los hechos han comenzado a confundir al embajador.
En una reciente entrevista con María Isabel Rueda, al ser preguntado por la legalización de las drogas, el General respondió con palabras inquietantes: “Creo que eso es una utopía. No lo veo posible. Aquí en Europa en los años que llevo en reuniones, en seminarios, nadie se atreve a poner el tema”. Mientras que para el presidente Álvaro Uribe la simple despenalización de la dosis mínima se ha convertido en una obsesión, un despropósito libertario, una negligencia burguesa, un peligro para la juventud y una contradicción evidente frente a nuestras batallas contra el narcotráfico; para su embajador en Viena le legalización es una utopía sin mucho eco, una idea para la que faltan defensores arriesgados. Uno se va al diccionario para entender las declaraciones de Serrano, porque los policías son amigos íntimos de la literalidad, y se encuentra con una definición de utopía que convierte al embajador en un frustrado activista por la legalización: “Nombre de un libro de Tomás Moro, que ha pasado a designar cualquier idea o plan muy halagüeño o muy bueno, pero irrealizable”.
Cada vez es más normal que en el tema de la lucha contra las drogas los políticos tengan posiciones más inflexibles y más lejanas de la realidad que los mismísimos policías. Hace unos años Inglaterra cambió la calificación de la marihuana en su escala de sustancias ilegales para impedir que los portadores de un calillo tuvieran que enfrentarse al aparato criminal. Un comité de expertos, del que hacen parte policías activos y retirados, recomendó la medida y el gobierno de Blair y la Cámara de los Comunes la aprobaron. Los policías pensaban más en la inutilidad de su función y la pérdida de tiempo en tareas burocráticas que en los derechos de los consumidores. Un jefe de policía atípico en el conflictivo barrio londinense de Brixton había mostrado el camino unos años antes. Decidió tratar a los marihuanos de esquina con una simple advertencia verbal y se dedicó a enfrentar los atracos y la violencia. Muy pronto logró mejorar los índices delictivos de la zona a su cargo. Sin embargo, el gobierno de Gordon Brown ha decidido que es hora de volver a situar a la marihuana en una escala que permita perseguir a sus portadores como delincuentes. No importa que la junta de expertos haya considerado la decisión como un paso atrás. La gritería contra la marihuana de algunos tabloides sensacionalistas llevó al gobierno laborista al pánico ante un posible linchamiento moral: los políticos le tienen pavor al miedo de los padres de familia. Los policías saben que de nuevo llegó la hora de perseguir a basquetbolistas volando y a patinadores livianos. Si se lo toman en serio pueden alcanzar el ridículo éxito de los gringos contra la marihuana: 750 mil detenidos en un año por el simple hecho de llevar unos gramos mientras su cosecha de cannabis se ha convertido en la más importante del país en términos económicos.
Los policías españoles han resultado un poco más utópicos que el general Serrano. Un reciente test antidrogas al que fueron sometidos los futuros patrulleros en la escuela de Ávila, en Madrid, resultó positivo para el 20% de los “encuestados”. Un bonito ejemplo de convivencia entre policías y ciudadanos bajo un mismo humo.

22 comentarios:

JuanDavidVelez dijo...

Yo se que estoy lleno de prejuicios, que juzgo sin conocer bien nada, pero en mi opinion pensar que Rosso Jose sabe que significa utopia es realmente una muestra de buena fe y optimismo sin limite, espero no estar equivocado, nada me daria mas rabia que ese señor sea una persona culta, soy feliz pensando que es un animal oportunista y pantallero, repito, espero no estar equivocado.

Yo compre el libro del cartel, lo compre piratiado con un placer inmenso, nunca me senti tan tranquilo comprando un libro pirata, y no entiendo como de un libro tan malo hicieron una novela tan bacana.

Bueno, espero pues que Rosso Jose sea el animal que aparenta ser.

A mi la anecdota personal de nuestro anfitrion en la que un policia bachiller hace un foro sobre las drogas en las tribunas del Atanasio me parecio muy bacana, yo la pille en un programa en television.

Juan David Villegas dijo...

Esto es un baile de máscaras. Lo cierto es que la ilegalidad de la marihuana sólo le sirve a los políticos populistas de derecha y a todos los mafiosos de norte a sur, pero ya todos estos juntos son muy poderosos y el "mejor policia del mundo", ahora posando de intelectual, tiene razón en su cinismo.

P.D Aunque algunos en la izquierda piensen que esta bien que sea legal para cierta élite y no para la masa ignara e infantil que apenas tienen conciencia de si mismos y de las bondades del socialismo

Chinaski dijo...

Esta pintoresca la columna, con aires de bajo mundo que no se aprenden en los libros y una dialectica casi perfecta para enredar a cualquier cuzco.
Entre tanto en las tribunas del atanasio la legalidad esta al orden del dia!!!

JuanDavidVelez dijo...

Voy con un dato policial, en la USA como todos sabemos la marihuana la siembran en las casas, ¿como los pillan?, tienen basicamente dos metodos. 1. Helicopteros que vuelan bajito e inspeccionan el calor proveniente de las casas, si hay mucho calor es probable que haya siembra, porque para hacer sol utilizan lamparas de mucha potencia. 2. La cuenta de los servicios de las casas, si esta muy alta es probable la presencia de un agricultor, por el mismo motivo de las lamparas.

Una preguntica, ¿aca en Colombia cierto que la produccion esta basicamente en manos de industriales?, es decir, ¿cierto que no son comunes los cultivos de pan coger?

Juan David Villegas dijo...

Igual, a veces la prefiero ilegal en el papel, legal en la práctica. Al menos en el caso de la baretica, cuya producción no está ligada a los desastres ecológicos y sociales que se asocian con sus "malvados" congéneres, el pèrez y la heroína

JuanDavidVelez dijo...

El amigo que me paso los datos de las casas es un gringo, me dijo que estuvo encanado por marihuana en la USA, me dijo que durante sus tiempos de traficante fue inteligente y se compro un yate, el yate incluia una novia venezolana.
El me cuenta que en la carcel lo cuidaban los italianos, la proteccion se la daban a cambio de tomates que el conseguia en su trabajo en la cocina, me cuenta que los italianos se hacian su propia comida, que era muy buena esa comida. ¿seran pura mierda las historias de mi amigo?, el man viene a colombia a camellar en cosas legales ahora si, y se consigue novias, una vez le pregunte su opinion por una chica que pasaba, me dijo que no, que esa vieja ya era demasiado, que una vieja asi es para gente dura, utilizo la expresion "es para dueños de empresas y gente asi", es un amigo realista.

Juka dijo...

Pascual yo tengo una curiosidad legal, David Irving, fue una de las personas mas recalcitrantes en negar el genocidio Judío en el marco del proyecto nacional- socialista Alemán. La diferencia es que a Irving lo metieron preso, y sacaron sus libros de circulación por el delito de "negacionismo". ese delito esta tipificado en el Código Penal colombiano?

Hilario dijo...

Ya lo dije, por ahi, la marihuana no es buena para todo el mundo. Hay profesores universitarios que la usan adiario, y muy orondos superan el escollo de las rutinas academicas, los que no la fuman toman iboprofen 600 traido de USA y quedan tranquilos frente a los mas airosos, porque seguro a estos, los de las pepas la bareta los pone mal, al mirarse al espejo y verse como unos faschos, no en todos los casos, o mas viejos, pero a los que se echan aguaita, ahi esta, sobraditos.
Otra cosa es ver a obreros fumandola, y sin ninguna orientacion, la pasan mal, mientras no sea legaliZada.
Otros vomitaron la primera vez, y esto es bueno para los chamanes, porque te limpia todo, o sino que le pregunten a papa Jaime.
Yo la fumo para corregir mis textos, y me va muy bien, con aguita y vino semiseco, nunca con aguardiente. Estamos, si, ahhhhh!

Pascual Gaviria dijo...

Juka la verdad es que el asunto del negacionismo es bien interesante. Los jueces han terminado por decir la última palabra sobre la tarea de algunos historiadores. Hay un famoso juicio, para el mundo académico, en el año 2000, en Londres, donde un juez dice que David Irving tergiversa hechos históricos probados para sustentar posiciones ideológicas. Las leyes penales sobre la manera como se puede hablar del holocausto nazi se han dictado sobre todo en países con un grado de remordimiento o de dolor de víctimas con relación a los hechos de la segunda guerra mundial. Las leyes hablan sobre todo incitación al odio racial. Alemania, Canadá y otros países Europeos contemplan una sanción penal al respecto en sus códigos. En Estados Unidos la primera enmienda a defendido la posibilidad de opinar libremente sobre el tema pero los pleitos han llegado por vía del irrespeto a las víctimas.
En Colombia no existe nada parecido. Hace un mes, más o menos, Jorge Orlando Melo escribió una buena columna sobre el tema dejando claro que en Colombia no existen los delitos de opinión. En resumidas cuentas uno puede decir que las FARC son una organización de avanzada que lucha por el bienestar social o que Carlos Castaño fue un verdadero prócer, fundador de la nueva Colombia.
Donde sí puede haber problemas es en el tratamiento de un hecho específico cometido por esos actores. Por ejemplo, si yo escribo un libro en el que pretendo contar la verdad sobre la conformación de los paras y pongo una buena lista de nombres, es posible que los nombrados me demanden por calumnia. No hay pues una protección penal para la verdad histórica en general sino para la verdad que involucre la actuación de personas determinadas. No sé si esta especie de monitor de Derecho Penal I logró hacerse entender.

Juka dijo...

Me queda perfectamente claro, lo digo porque el "general " serrano dijo que las historia la deben escribir los buenos y son a los que se les deben de creer. Pero si seria bueno que los congresistas hicieran propuetas mas serias, se les ocurriera una ley estilo "negacionismo de las victimas del conflicto colombiano" y que aplicara en los dos bandos en conflicto, gobierno y una parte de la poblaciona alzada en armas, que se le aplique a todo el que pretenda tregiversar la historia con fines ideologicos no te parece?

jacobo muñetón dijo...

Y mientras tanto otro porro!!!

Juka dijo...

http://www.iousathemovie.com/

Pascual Gaviria dijo...

Juan Davidve medio me acordé del debate cannabiNAL en la tribuna sur. Pérdida de memoria.
Juan davidvi. Hace unas semanas alguien dijo por aquí algo muy interesante respecto a la ilegalidad. "Para qué exigir más legalización: hay buen precio y excelente canal de distribución".
Hilario creo que todo barillero necesita vencer una resistencia inicial, un temor risueño o paralizante. Para unos es posible para otros no. El aguardiente Néctar tampoco es para todo el mundo. Dicen los "estimadores" que hay 164 consumidores de marihuana en el mundo. De coca se habla apenas de 13 millones. Qué tal librar una guerra en la que mueren cientos de miles para proteger de calambres a 13 millones que no quieren ser protegidos.
Van unos nombres ilustres de detenidos por posesión de barillín.
Robert Mitchum en 1944, Mick Jagger en 1969, Paul McCartney en 1980 en Japón. En 1967 un famoso editorial de The Time, titulado ¿Quién rompe una mariposa en una rueda?, apoyó la causa de Jagger y permitió un aviso pagado por amigos de la ganja en el que pedían que fumar en sitios privados dejara de ser delito, que se sacara a la marihuana de la lista de drogas peligrosas, que la posesión tuviera máximo una multa de 10 libras y que los condenados fueran absueltos. 40 años después la discusión sigue siendo más o menos la misma. Y saber que aquella florece sólo después de unas semanas.
En el plano local no se olvida el cuento de Ossa Escobar y su maletín ejecutivo con una patica. Fue famoso el grafiti de la época: " Ossa no dejés la cosa".

JuanDavidVelez dijo...

Creo que ya deje claro mi concepto acerca del mejor policia del mundo, en mi opinion es un guevon.

Pero bueno, la verdad es que quiero hablar bien de la policia. Yo vivi al lado de una casa con escolta policial (pal obispo), y esos policias eran gente de bien (que no es lo mismo que gente bien), esos policias eran bacanos, arriesgaban su vida valientemente, a mi me consta, por proteger a la gente, las gracias para ellos. Tambien me toco una vez un par de policias que me acompañaron mientras yo estaba en una rasca que me caia, ellos me acompañaron hasta mi casa, yo iva en mi motico, y ese par me acompañaron en una super moto susuki 600, las gracias tambien para ellos, muy bacanos, yo los convenci explicandoles que yo era un caballero en problemas, se rieron.

Que Rosso Jose sea un burro y una persona despreciable (a mi parecer) no significa que todos los policias lo sean, muy bueno que no hayan hecho una novela en television de esa gonorrea de libro que escribio (es una gonorrea de libro en mi humilde opinion)

Guevon tan bobo, en esa entrevista chillando porque no le paraban bolas a su librito, que deje de chillar, que se vuelva berraco que esta muy viejo pues a ver.

Como siempre una puteria de columna, salud.

JuanDavidVelez dijo...

Yo no sabia que Mario Uribe estaba sindicado de quitarle unas tierras a unos campesinos, mucho remalparido, yo creia que estaba sindicado tambien por busqueda de votos, pero no, el hijueputa esta sindicado es de desplazamiento, mucho hijueputa tan miserable.

JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanDavidVelez dijo...

Ahi esta el enredo de las fiscalias, una cuatrimoto en la finca para el señor director, y un par de tetas nuevecitas para la señora directora.

Me acorde de una historia, ¿ustedes conocen a Oscar Castro?, un ajedrecista teso de aca, yo una vez estaba viendo jugar rapido en un cafe, y este man humillaba a otro maestro internacional de aca jugando, ese dia vi lo que era el ajedrez por primera vez, me diran que soy exagerado, pero lo que ese man hacia ese dia con las fichas era poesia, se los juro. Pues bueno, cuentan que una vez otro ajedrecista de aca le ofrecio billete a Oscar Castro pa que perdiera, el le mando a decir al sobornador "puta si, pero no barata, digale que se prepare que le voy a ganar", le gano. Las tetas nuevas de la señora fiscal me hicieron acordar de esa historia.

Ya son varios los miembros de la fiscalia enredados con cirugias, muy charro, a este paso es una buena idea que los señores de la oficina de envigado pongan una clinica propia, para optimizar, creo que el volumen ya lo va ameritando.

Hilario dijo...

Lo que queda claro ahora, a las 11 de la mañana de este jueves opaco es: que el pais va otro vez de culos, con los crimenes y la escalada contra la justicia, dado que los mamertos de las fa"r"c con su dispersion sociologica o lo que se llame, secuestros y asaltos a los campesinos por la guerra, propiciaron la llegada del neofascismo para que acabaran hasta con el nido d ela .... Se acercan los nuevos gorilas y a esconderse, porque todoe el mundo esta armado.Y armemos otro porro.

Juan David Villegas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan David Villegas dijo...

Pascual, me acuerdo del comentario y estoy de acuerdo con él. Me acuerdo del placer que sacaba, al fumar mis primeros porros, del sólo hecho de estar haciendo algo prohibido. Me gustó lo del "temor risueño o paralizante", que viene justo después de ver morir la pata, como barreara a superar para gozar del humo del barillo. Tiene algo de nostalgia.

Juka, me da miedo tu propuesta de ley sobre el negacionismo, pero tal vez sea yo un radical de la "libre expresión" y ese tipo de leyes, aunque causen indigestión, sean necesarias para sanar heridas en determinados momentos de la historia

Juka dijo...

JuanDavidVillegas; creo que seria un buen comienzo, para las victimas seria al menos algo real.

Cuzco dijo...

¿Proselitismo baretero? ¡Qué mejor que las medallas de oro de Jamaica!