lunes, 16 de febrero de 2009

El pez que fuma






Hace unos años el famoso lema que vemos en los avisos de nuestras carreteras, Sí al deporte y no a la droga, sufrió una significativa derrota a manos de un estudio de la universidad de Georgia en Estados Unidos. Luego de las preguntas a jóvenes bachilleres en todo el país resultó que los mayores aficionados al humo de la cannabis estaban en las canchas, las pistas y los coliseos. La marihuana y el linimento eran ingredientes claves en el morral de los jóvenes deportistas gringos. Siempre se ha dicho que el moño es un buen relajante muscular.
Pero la gran iglesia del Comité Olímpico Internacional sigue convencida de que los deportistas deben llegar más rápido, más alto, más fuerte, y además alcanzar un sitial en el podio de la santidad. El reciente pitazo de Michael Phelps, clavado sobre su bong, ha renovado los llamados a la pureza de los campeones. Un asunto que según parece tiene más que ver con el despecho de los patrocinadores, Kellogs acaba de rescindir su contrato con el múltiple campeón olímpico, que con el aspecto deportivo o las opiniones de los aficionados.
Porque quién que haya visto 90 minutos de fútbol repudiaría la dupla Maradona-Caniggia por sus gustos durante las desconcentraciones. O qué tipo de seguidor del básquet se siente ofendido por los estudios y las estimaciones que dicen que el 60 % de los jugadores de la NBA se echan un porro cuando el calendario les da respiro. Tanto que el sindicato de jugadores se ha negado a que la marihuana haga parte de la lista de sustancias prohibidas por los directivos en 1984. Cuando es a volar es a volar. Y si hablamos del tenis tendremos que decir que ni los dandis que se sientan en Wimbledon le negaron nunca un aplauso a Yannick Noah, que confesó que se "fumaba un porro de vez en cuando ", ni a Jennifer Capriati o Matts Wilander, una pareja de mixtos dobles que en ocasiones prefería la liviandad del bádminton. Y a Barthez no lo quieren en Old Trafford por dos goles bobos que le regaló a su compatriota Henry y al Arsenal en un partido memorable, y no por los dos puchos que se echaba en sus días de playa.
Me dirán que los aficionados no son jueces apropiados y que las gracias de los ídolos les impiden ver sus pecados. Pero hace unos años los grandes magistrados del deporte también admitieron que la marihuana no desluce las medallas. En los Juegos Olímpicos de invierno, en Nagano 1998, el canadiense Ross Rebagliati ganó la medalla de oro en snowboard. Celebró su triunfo, fue a dejar su muestra al laboratorio y al día siguiente se levantó sin medalla por unos restos de cogollo encontrados en el tubo de ensayo con su nombre y sus jugos. Pero a la semana el COI tuvo que agachar la cabeza y devolver la medalla al campeón. El Tribunal Arbitral del Deporte dictaminó que no había una base legal para retirar la medalla porque el Código Médico del COI habla de “uso restringido” y no prohibición total como la que se indica para los esteroides y otras sustancias que entregan una ventaja a los deportistas. A Juan Antonio Samaranch, presidente del COI, no le quedó más que soltar una frase para su catecismo: “Me preocupa que se transmita la idea de que se puede ser campeón consumiendo marihuana". Y qué hacemos si hay gente que rinde en todas las pistas.
Pero lo más triste es que el puritanismo de directivos y patrocinadores ha resultado más perjudicial que la simple cana al aire de los deportistas. Lo que es apenas un comportamiento personal que no incide en el rendimiento deportivo, se convierte en pecado mortal. Tanto que el joven Phelps ha pensado en el retiro por el escándalo y las sanciones alrededor de su sencilla fiesta de universitario. Que dejen la escama por un simple plon.

24 comentarios:

Pascual Gaviria dijo...

Andrés Burgos lo había pedido. Ahí está. Es también la Nota verde del periódico Universo Centro, inspirado por los aires del Parque del periodista en Medellín.

rule dijo...

Hombre, a mi me impresionó el caso del jugador del Rionegro, Juan Esteban Aristizábal, me parece exagerada la sanción de dos años, a ese muchacho sí que le cortaron las piernas como diría Maradona, por un simple plon. Muy cuca la columna, el título perfecto haciéndole homenaje a la gran película veneca. Salud!

Chinaski dijo...

Una columna de estilo callejera, escrita en prosa de comuna.
Casal le va a dar un yeyo!!!
Mejor que se fume un plon pa que se relaje!!!

Gabriel del Casal dijo...

Primero que todo VIVA EL PLON, con sabor a canela, Mr Chinaski.
No se porque me daria un yeyo: por la feura del NADADOR OLIMPICO?, ASI CUALQUIERA ES CAMPEON.
Muy buena esta nota verde del perioódico Universo Centro, con Pazcualino a la cabeza, que ha propósito -Universo Centro - presentará un show muy verde, con algo de teléfono rojito, este sábado 21 de febrero en el Guanábano, en el lanzamiento del número 4: "Marilyn Monroe en el cielo del Morocco".
Quedais cordialmente invitados... Queridos rabos.

Chinaski dijo...

De que fecha es la revista en que el barbas escribe del desbarrancadero?
Esta buena la revista, alguna vez se puede colgar algo que venga de burdos bardos?

Oiste barbas por cierto esta muy bien montada la pagina de rabo de aji, quien la potencializo??

A proposito maldfingo el dia en que la yerbita me empezo a caer mal y a meterme en terrenos de las perseguidoras mas azarozas, hace rato que no mentro en esos placeres y que no quiero provar esas mortiferas mieles de la perseguidora!!
Ahora solo birra y coño!!!

JuanDavidVelez dijo...

Yo conoci dos o tres manes muy tesos para el deporte, lo que tenian de marihuaneros lo tenian de calidosos, era un placer verlos jugar, tenian jugado de marihuaneros. Pero a ellos si que los perjudicaba esa droga, en la derrota era todo el mundo llorando y ellos riendose.

Muy tesa la columna.

Andrés dijo...

Gracias, Pascua, por asumir la defensa de oficio de este salmón ahumado. Entrenar natación es tan supremamente aburrido y monótono (contar baldosas se dice en el argot) que sólo quedan dos opciones: tener una vida interior muy rica o trabarse. O las dos cosas.

Del primer deportista mariguanero que oí hablar siendo todavía pelao fue de Libardo Vélez. Era del DIM, ¿no? Pero no me acuerdo si era calidoso.

JuanDavidVelez dijo...

Libardo Velez es un mito, yo creo que nadie lo vio jugar.

Pero si, ese es el primer jugador marihuanero del que supimos. Cuando yo me entrenaba con la quinta division del colo-colo en la unidad deportiva de Belen uno veia a Libardo Velez por alla. (Si les interesa que paso con mi paso por el colo-colo, les cuento que no paso nada, el tecnico estaba buscando un lateral con mas salida y mas marca, no importa).

Pascual Gaviria dijo...

Libardo Vélez era del DIM, claro, y sí era calidoso, un puntero de esos escurridizos, un tramposo con el balón. Pero además de marihuano fue asesino. Estuvo en la cárcel por homicidio. No lo cubrió la dosis personal. Dicen que el Libardo de hoy es un alma de dios, dirige al Colo Colo un equipo de Belén. Va la anécdota de un admirador.
"yo no soy hincha del Medellín pero no necesito serlo para recordar aquel talentoso del 82, Libardo Vélez. Fue a dar a La Picota y de allí lo sacaron pero le pudo la indisciplina. En 1994 lo vi en el barrio Antioquia en un picadito y todavía se aglomeraba allí la gente a verlo jugar. Luego del partido tuve la oportunidad de acercármele y decirle, no jodas... debías estar terminando tu carrera en la cúspide... Me miró y me dijo....aaaaaaaaah parce...y se fue... "

Chinaski dijo...

Cual Mito, yo lo vi jugar y era un calidoso.
Ahora anda de pastor!!!

JuanDavidVelez dijo...

Un millon de disculpas con la aficion, es solamente que yo no lo vi jugar. Que pena.

rule dijo...

El tronco era Villazán, jugaba igualito a Chinaski.

rule dijo...

Sustancias y fútbol
Las sustancias propias del fútbol son muchas pero mencionemos la testosterona y la adrenalina como aquellas sin las cuales no habría juego. Sin bolas no hay fútbol y sin garra no se da el triunfo. Las endorfinas después de cada patadón son también imperceptiblemente esenciales, sin ellas el dolor sería de muerte y después de una entradita fuerte haríamos un fricasse con nuestro mejor amigo. Así que es un poco limitado eso de las sustancias prohibidas y las permitidas... Un poco de caladryl ya es tóxico y un miligramo de mentolín cambia un partido. Soñamos los seguidores de la naranja* con un juego celestial pero la pecueca ya es un compuesto químico y si extremamos las exigencias angelicales acabamos con el espectáculo, así como nos cagamos en el paraíso al no entender que Eva necesitaba la pectina de la cáscara de la manzana. El "foot ball" empezó jugándose siempre en medio amarillos alcoholes de Irlanda y Escocia y los alcaloides de tabaco y chocolate siempre animaron la fiesta de la pelota en Mesoamérica. El juego no va con prohibiciones, pero si se trata de reglas hay que acordarlas para que luego no pensemos que una buena pelota es una cabecita loca o que todo cerebro loco es bueno para la pelota.
Padre despreocupado

(Recibido en el correo de Arboletes FC*, equipo de fútbol integrado por calidosos y yonkis)

Chinaski dijo...

Que pena con el barbas pero los invito a una pasadita opor mi blog.

wwwelburroviejo.blogspot.com

es pura poesia comica y burda!!

Suerte

Chinaski dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chucho dijo...

Me gustó la columna. No hay que ser panfletario para reivindicar a la gente que se da sus ploncitos. Aún me acuerdo la carta de René pidiendo perdón cuando lo sancionaron por unos pases que le detectaron en una prueba anti doping. Decía que se fue de fiesta en Pereira cuando supo que volvía a jugar fútbol. Y aunque los ñatazos son otra cosa, creo que dárselas de adalides de la moral pública cuando alguien simplemente se enfiesta, puede llegar a ser injusto.

MIDNIGHT MEETING dijo...

Muy buena tu columna. Ridiculos aquellos que todavía piensan que los deportistas son los ejemplos a seguir por sus hijos. Como si la crianza de los pelaos de hoy le correspondiera a Phelps, a Higuita, a Maradona y a cuanto burro haya en las esferas del deporte.

Haré fuerza para que Phelps vuelva y gane competiciones y así dejar sin fondo toda crítica.

Pascual Gaviria dijo...

Noticia sobre el caso Phelps

Pascual Gaviria dijo...

Se ha hablado de fútbol, creo que no queda mal una frase de Vicente del Bosque como seleccionador de España. Va con introducción ¡Cojones!:

"El tema Raúl, por supuesto, es eterno. El capitán del Madrid dijo la semana pasada que le gustaría volver a vestir la camiseta de la selección española "al menos una vez más" y se comenta que en la federación se plantean invitarle, como si fuera una especie de homenaje, al partido amistoso de noviembre contra Argentina con ocasión del centenario del máximo organismo del fútbol nacional.
"Yo no estoy para hacer homenajes a Raúl. No es mi tarea. Yo estoy para seleccionar a los mejores para el siguiente partido. Puedo hacerlo bien o mal, pero intento ser justo. Lo otro no es mi negociado. Ni lo contemplo ni lo he contemplado".

Hilario dijo...

Aqui no saben sino de futbool, y como bein sabemos eso no conlleva a nada, ni a la clasificacion a Sudafrica. Entonces va una: sabian que un presentador gay que hay en Cosmovision fue el mejor juagador de futbool en el liceo Salazar y Herrera cuando yo estudiaba alla con el. Ose ano solamente mariguaneros sino gaysudos en el campo del juego.

Mía dijo...

Me encantó tu nota midnight. está genial.

Andrés dijo...

Hilario, ¿estás hablando de Juan Carlos Sierra? No estoy seguro porque no tengo Cosmovisión. Pero me suena a él. Si es el mismo, fue compañero mío en universidad. Sólo lo vi jugar una vez y lo hizo a regañadientes. Ejecutó un par de movimientos de crack y se salió sobradorsísimo cagado de la risa diciendo que no seguía porque se le rompía una uña.

Hilario dijo...

ah si, Juan Carlos Sierra, que tiene una boca por donde le cabe un caiman barbudo. Se volvio gay, porque hasta los 15 añitos no lo era. Bueno, y quien mas?

Tarantini dijo...

Yo creo que la disciplina que exige cualquier deporte competitivo, y por lo general desde muy pequeños, no les permite tener una ninez "normal", a todos estos héroes. Lo mismo pasa con los músicos y los estudiosos (científicos), y cuando descubren otras cosas de la vida que se perdieron perfeccionando su ciencia u oficio, se le pegan al Plon o a la rumba: duro y seguro, y con la misma intensidad con que desarrollaron sus destrezas.

Este mundo tan competitivo, agota la fortaleza humana, y con el paso del tiempo, uno se dá cuenta que la mejor fábula de la vida es la "liebre y la tortuga" de Esopo. Y como la tortuga, que se parece al poema de Kavafis: Ithaca o Itaca, uno empieza a disfrutar el camino y no la meta, y se tira sus plones, así sean imaginarios.

Si no miren el diseño de vida del presi Uribe, desde niño quería ser presidente, se vestía como presidente (de trajes de paño), declamaba discursos de presidente, hablaba como presidente, se portaba como presidente, y todo como presidente, pero creo que no obstante no darle al Plon, se pega sus escapaditas en algo..., tan santo no debe ser, porque una vida de presidente desde niño: mejor dicho, se hizo reelegir desde niño y ya lleva más de 50 años como presidente de Colombia, por lo menos en su cabeza. Mejor dicho, su vida debe y debió ser muy aburrida, alguna válvula de escape deberá tener el presidente... Tan sano y tan santo no debe ser...

En conclusión ni "tanto que queme el santo, ni tan poquito que no lo alumbre", el equilibrio...