martes, 10 de febrero de 2009

Postal negra





El repaso de una malévola postal de Norman Mailer encargada de describir el oficio y el carácter de los periodistas, sus colegas de humo, primeras filas en todos los combates y bebidas gratis en los salones de los grandes hoteles, puede servir como tarjeta de felicitación para tachar el día dedicado a los amos del ruido y la polémica de la última semana en Colombia.
Mailer comienza por ubicar a los periodistas dedicados a emborronar papeles diarios en la clase media de los escritores, entre los aristócratas dedicados a la poesía y la clase trabajadora encargada de la fatiga de las novelas. Una clase media pragmática y poco imaginativa, dedicada a las artes menores de la colección de anécdotas, leyendas, bromas pesadas y secretos de negociaciones; un repertorio privilegiado que se exhibirá siempre como sustituto de la cultura.
Sin embargo, al momento de sus reuniones los periodistas no comparten el ambiente abúlico de las asociaciones de vecinos ni su recato recién aprendido: “…si diez periodistas se reúnen en una sala para una noticia, el ambiente es ligeramente histérico, y si se reúnen dos centenares de periodistas y fotógrafos para una conferencia de prensa, su falta de dignidad, incluso de la formal y aburrida dignidad de la clase media, equivale a la de un conjunto de monos que se lanzan atropelladamente a la maleza.”
Es justo decir que Mailer no es el hombre apropiado para hablar de modales. Apuñaló a una de sus muchas esposas sin lograr un resultado definitivo, casó peleas con el puño y con la pluma por todas las oficinas y los bares de Nueva York y logró tapar con su ego y sus ojos desorbitados todo el desaliño de su figura. “En realidad, los pocos periodistas de buen aspecto que encontramos tienden a ser semianalfabetos, hombres a sueldo para realizar tareas sin escrúpulos o cínicos que están en dos o tres nóminas y cumplen restringidas funciones de relaciones públicas”.
Pero la voz de Mailer también sirve para disculpar a sus colegas, para ponerlos a la altura de las briznas que son incapaces de resistir la respiración entrecortada de la Historia. Los periodistas no pueden más que tomar el pulso y anotar, unos con mejor tacto que otros pero todos condenados por un ritmo que se impone. “Hay una lógica de las noticias: en los medios de comunicación de masas, un día determinado y con una determinada deriva meteorológica de los vientos, un artículo sólo puede seguir determinados vectores.” Según Mailer, pedir a un periodista rigurosidad en los detalles y una especie de aislamiento de imparcialidad es simple sentimentalismo, tanto como pedirle a un inversor bursátil fidelidad con los valores de su cartera que tienden a la baja.
Para el final Mailer guarda una estocada psicológica y otra estética. Recuesta a sus colegas en el diván y adivina sus persistentes sentimientos de culpa. Su obsesión por la realidad que entregan los diarios y los noticieros va levantando poco a poco censores propios, manías intocables, un conformismo repetido dedicado a mirar los grandes acontecimientos. “En consecuencia, el periodista contrae un hábito equivalente a la autolaceración: aprende a escribir aquello en lo que no cree naturalmente”. Y en las noches de vigilia repasa lo que quedó por fuera.
Cuando mira los escenarios de la ficción Mailer encuentra menos aire estancado y más luz. Se puede intuir un poco más, mirar más allá de los detalles exiguos que consigue el periodista. Mientras la fotografía de la ficción se encarga de “la montaña cuando el ocaso incipiente ofrece los contornos a contraluz… el flash del periodista es mejor para registrar la masacre de un accidente en la carretera. Pero poco más”.

16 comentarios:

Lorenzo Morales dijo...

Pascual:
Me gustó mucho su columna de hoy y quisiera saber cual es el texto de Mailer que cita y en que libro está.

Creo que cualquiera que practique este oficio entiende bien a que se refiere.

Saludo,
Lorenzo Morales

Andrés dijo...

Hey, aristócrata dedicado a la poesía, va un saludo desde la clase trabajadora encargada de la fatiga de las novelas.

Burgos.

carlos h. dijo...

por favor Pascual, ¿dónde puedo encontrar el texto de Mailer???

Pascual Gaviria dijo...

El texto de Mailer se llama Periodistas y para mí está en un un libro que en español se publicó como América (Anagrama), es una recolpilación de textos periodísticos que para Mailer sirve como retrato de una época. En inglés The time of Our time. Van las líneas finales del prólogo que explican un poco la inbtención del libro.
"En efecto, es un libro que casi todos hemos creado en nuestra mente; cada uno absolutamente distinto, pero todos relacionados por el tejido de la historia, el estilo de nuestra vida y el río del acontecer al que nos referimos con las palabras más íntimas e indefinibles, con la más misteriosa de todas las palabras: tiempo. ¡El Tiempo!"

Burgos, un saludo de vuelta de este aristócrata devenido en sencillo hombre de la clase media, "pragmático y poco imaginativo". Conforme con ver pestañear a los grandes con el disparo del flash.

Pascual Gaviria dijo...

Parece que al fin ha aparecido una especie de diplomacia de peso mediano que se encargue de cuestionar la guerra contra las drogas. Ex presidentes latinoamericanos, periodistas, escritores han comenzado a poner en duda la estrategia mundial. Creo que esa pelea es la única que podría unir a todos los países latinoamericanos, creo que es nuestro mayor yugo y nuestra mayor condena. va el documento que firman Sergio Ramírez, Fernando E. Cardozo, Ernesto Zedillo, César Gaviria y Vargas Llosa entre otros.
A propósito del tema estoy a la caza de cuento de Quiroga con el Hachís como protagonista. Por ahora me encontré uno llamado Infierno artificial que termina con esta súplica:
“-Cocaína, por favor, un poco de cocaína.”

Pascual Gaviria dijo...

Ahí va una pruebita del documento. La recomendación con respecto al consumo de marihuana.

"Evaluar con un enfoque de salud pública y haciendo uso de
la más avanzada ciencia médica la conveniencia de descriminalizar
la tenencia de marihuana para consumo personal.
La marihuana es, por lejos, la droga más difundida en América Latina.
Su consumo tiene un impacto negativo sobre la salud, inclusive la salud mental. Sin embargo, la evidencia empírica disponible indica que los daños causados por esta droga son similares a los causados por el
alcohol o el tabaco. Más importante aún, gran parte de los daños aso-ciados a la marihuana-de la prisión y encarcelamiento indiferenciado de consumidores a la violencia y la corrupción que afectan toda la sociedad– son el resultado de las políticas prohibicionistas vigentes.
La simple descriminalización del consumo, si no va acompañada de
políticas de información y prevención, puede tener como consecuencia la profundización de los problemas de adicción.
Estados Unidos es probablemente el país industrializado que dedica
más recursos a la lucha contra el tráfico de drogas ilícitas. El problema está en la eficacia y las consecuencias de sus acciones. Su política de encarcelar a los usuarios de drogas, cuestionable desde el ángulo del respeto a los derechos humanos y de su eficacia, es inaplicable en América Latina, considerando la superpoblación carcelaria y las condiciones del sistema penitenciario. Inclusive esta política represiva
propicia la extorsión de los consumidores y la corrupción de la policía.
En ese país también es descomunal la magnitud de los recursos que
se usan para la interdicción del tráfico y para solventar el sistema
carcelario en comparación a lo que se destina para la salud y la prevención,
tratamiento o rehabilitación de los consumidores."

rule dijo...

El cuento-testimonio de HQ se llama El Haschisch y es de 1903. Ahí les dejo el artículo donde me enteré:

http://www.elpasajero.com/cannabis.htm

rule dijo...

Y el relato está aquí, entre otros cuentos...

http://www.scribd.com/doc/6011794/URUGUAY-Quiroga-Horacio-El-crimen-del-otro

caborca dijo...

Excelente postal!!

Gabriel del Casal dijo...

Peregrullada:Hermano de morir tenemos.
Mistificada: tranquilo hermano si no comemos.

maria dijo...

Excelente su nota.
Gracias.

Hilario dijo...

Pienso que el periodismo crítico en Colombia, es el oficio mas peligroso en America, dado que la gente, primero que todo, cree que una ccritiva objetiva es sujetiva y dañina, y que lo peor, es puro odio: de ahi el odio contra periodistas tan preparados, digamos asi, como Antonio Caballero, Samper Pizano, Jimena Duzzan, Claudia Lopez, Valencia, Abad Faciolince, y otros.
Los tildan de guerrilleros, o profarc por el simple hecho de criticar a la maravilla entre comilas del gabinete del presidente, o de este, que cada evz se parece mas a Bush, sobre todo en sus ultimas declaraciones sobre temas de interes nacional e internacional. Asi que el periodismo negro que se hace en USA sea el verdaero cuarto poder, que en vez de hacerle daño a un detremimnado gobierno de turno, le hace bien a la democracia y a la seudosdemocracias como la nuestra.
Mailer y Gore Vidal, son excelentes periodista y escritores, aunque me quedo con Gore Vidal, que una noche en un restaurante neoyorkino le pidio a Jackie Kennedy que le miarara el culo, ene ste caso las nalgas, haber si tenia un morado en el lado izquierdo. Jackie le dijo que si, y que entendia su preocupacion.
No es divertida asi la vida, y no tratando de acabar con el periodismo critico, esceptico de Colombia.

Hilario dijo...

PERDON POR LAS FALTAS DE ORTOGRAFIA. Corria como un mulo por el Caguan. Jajaja!

Li dijo...

NO quiero saber qué hubiera hecho Hilario si Gore Vidal le mostraba las nalgas

Pascual Gaviria dijo...

No sé quién es el encargado de redactar los comunicados de los Colombianos por la paz. Ahí tienen a William Ospina, G.A. Gardeazábal, Víctor Gaviria, Alfredo Molano, David Sánchez Juliao y otros novelistas, poetas, periodistas. Pero parece que todo lo escribiera el profesor Moncayo. Las FARC asesinan a unos indígenas en el sur del país y el colectivo pacifista decide "exigir" al gobierno aclarar los hechos mientras le "solicita" a las FARC(les faltó el comedidamente)expedir un comunicado para saldar el asunto. Ahí les dejo el comunicado, un saludo y Peace and love.
"Colombianas y colombianos por la paz, cuyo lema es el respeto a la vida y a la dignidad humanas, expresa su indignación por la masacre cometida contra la comunidad indígena Awa en el departamento de Nariño.

Exige a las autoridades de la República el esclarecimiento total de los hechos, al mismo tiempo que solicita al Secretariado de las Farc un pronunciamiento publico respecto de ese vergonzoso insuceso."

Hilario dijo...

Li,si me las hubiera mostrado, digo las nalgas,Gore Vidal,le hubiera recomendado agua fria o hielo para mantenerlas bien paraitas, y asi evitar problemas en la columna despues de los 60 añitos. Ah y agua caliente a ala vez en los brazos para la artritis. Que mas, haber, hoy es viernes, ay, tendre que ir al sauna para curarme de un resfriado causado por fumar tanto cigarrillo Kent.